RUTA DE PONTON DE LA OLIVA A RETIENDAS

Esta vez os planteamos una ruta que, aunque comienza en el extremo noreste de la región madrileña, pronto nos hará adentrarnos en la vecina provincia de Guadalajara.

El paisaje varía durante todo el camino. Comenzamos con monte bajo, después discurrirá entre olivares, atravesaremos grandes extensiones de pinares y veremos preciosas cárcavas arcillosas. Como postre terminaremos la ruta en unas preciosas ruinas en la sierra Negra del Ocejón. Tendremos que prestar especial cuidado a la calzada que no destaca por su calidad, pero que compensará por las vistas ricas en matices.


Al alba, camino de Torrelaguna, el Embalse de Santillana presentaba este maravilloso aspecto.

Comenzamos la ruta en la salida 50 de la N-I (Carretera de Burgos). Desde ahí iniciamos el camino a Torrelaguna, donde buscaremos la carretea M-102 dirección Patones. Llegados a Patones empezaremos a ver las grandes canalizaciones que descienden de las montañas al llano, así como las antiguas que nos acompañarán durante gran parte de nuestra ruta.

Pasado Patones debemos tomar el desvío que está justo antes de emprender la subida hacia el Embalse del Atazar. El camino está jalonado de árboles y nos conducirá directamente a la base de la Presa del Pontón de la Oliva, encajada perfectamente en la virtual frontera que separa la Comunidad de Madrid de la Provincia de Guadalajara.

La presa, ubicada en pleno cauce del Río Lozoya, fué construída en el año 1856 por mandato de Isabel II, conservando el encanto de las obras donde predomina el empleo de la piedra, y nos ofrecerá unas vistas muy interesantes. Nos llamó la atención, junto a la carretera que discurre a los pies de la presa, la presencia de un pequeño altar, a modo de cruz y placa, en homenaje de las víctima del 11M.

Dejamos atrás la presa y comenzamos a subir una carretera que nos dará acceso a unas bonitas vistas de los altos que conforman el cerro de la Oliva, con una gran variedad de estos árboles.


La multitud de olivares dan nombre a la zona.

Aquí nos encontramos con un dilema que sólo vosotros podréis resolver ¿por dónde tiro?, y es que para ir hasta nuestro siguiente destino, Alpedetre de la Sierra, tenemos que elegir entre dos opciones: O ir por una carretera de gravilla suelta o dar la vuelta y continuar dirección Valdepeñas de la Sierra para terminar en ambos casos camino de Tortuero.

Alternativa facilona:

Evidentemente nosotros os documentamos el camino casi impracticable, sólo apto para los que tengan una trail o estén tan chalados como nosotros.

Antes de llegar a Alpedrete de la Sierra pasaremos junto a varias instalaciones de canalizaciones de aguas, algunas en activo y otras en desuso.

Alpedrete de la Sierra es un pueblo de los de antes, con tejados uniformes que nos remontan a tiempos pasados y que parece aislado del resto del mundo. Por fin vemos carretera, bueno, es un decir, es más bien un camino asfaltado que nos llevará a nuestro siguiente destino.

En el pueblo se puede ver la viviendas más antiguas separadas del resto

Valdepeñas de la Sierra domina el valle conocido como Arroyo de la Vega, que podremos contemplar si paramos un momento junto a la ermita que hay a la salida de la población.


Los contrastes de la zona se hacen patentes en la salida de la población.

Tanto Valdepeñas como Alpedrete de la Sierra forman parte de una reserva de caza nacional conocida como El Sonsaz, por lo que extremad la vista desde aquí hasta alcanzar nuestro siguiente destino porque no es difícil divisar algún zorro o bambi y que nos de un sustillo (o una alegría si los vemos a tiempo).


No sabemos si me asusto más él a mi o yo a él.

Nos dirigimos a Puebla de Valles por otra carretera, la GU-1065, donde deberemos cuidar la vista en el asfalto para no darnos un sustillo inesperado (yo me lo llevé). Enlazaremos con GU-195. La carretera es muy agraciada en vistas, pero dada la calidad de algunos tramos os recomendamos ir parando para contemplar los paisajes salpicados de preciosas cárcavas, que debido a lo arcilloso que es el terreno en esta zona, iremos viendo con mayor frecuencia según avanzamos hacia nuestro destino.

La primera vista de Puebla de Valles nos da la sensación de que el pueblo va a ser tragado por una cárcava. El pueblo tiene bastante historia. Está situado en lo que se conoce como Barranco Vallejo, es un buen sitio hacer un alto en el camino y, si lo deseamos, visitar los monumentos del lugar: Iglesia de San Miguel, ruinas de Palacio, Casa de la Gorda del siglo XVI, Plaza del Calicanto, etc.



El pueblo parece devorado por una cárcava.

Emprendemos nuestra marcha hacia la CM-1004 para enlazar con la GU-188, y nos dirigimos a Retiendas, donde tenemos preparado un destino inusual. Una vez llegamos a la población encontramos una carretera que indica dirección El Vado, la tomamos y nos encontramos con dos obstáculos, dos derrumbes producidos seguramente por las lluvias de días atrás y que cubren completamente la carretera de cantos, nos hacen dudar si podremos terminar esta ruta con nuestras motos turísticas pero, como comentamos anteriormente, nuestras sed de relataros esta viaje, nos hace decidirnos y, con la máxima de la precauciones eso sí, conseguimos atravesar este tramo de cantos rodados.


El puente que NO debemos cruzar para llegar al monasterio, también tiene pinta de tener su solera.

Poco después nos encontramos un precioso puente que vadea el Río Jarama. Justo antes de llegar al puente, a mano izquierda, veremos un camino de tierra que se bifurca en dos, tomaremos el de la derecha y, con precaución, al cabo de un kilometro y medio habremos llegado a nuestro destino: el Monasterio abandonado de Bonabal.


Las ruinas del monasterio de Bonaval, podrían ser un escenario perfecto para las leyendas de Bécquer.

Su construcción data de 1164 y estuvo regentado por monjes cirtendienses hasta 1821. Hoy el habitante principal del monasterio es la vegetación intrusiva, que ha tomado posesión las ruinas. Si decidís visitarlo tener especial cuidado pues el monasterio está en un estado lamentable, una pena. Si no se remedia en breve, pronto sólo quedarán las fotos para poder recordarlo.

Decidimos emprender la vuelta y para ello os dejamos una alternativa aburrida pero que puede que os resulte más interesante si ya andamos apurados de horario y regresar al punto de partida rápidamente, ya que la carretera está perfecta y tiene un trazado suave.

Fuente: SM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s